Cómo lavar correctamente paños de microfibra

Cómo lavar correctamente paños de microfibra

Las bayetas o los paños de microfibra presentan muchas ventajas frente a los paños tradicionales de algodón: absorben mejor el polvo, facilitan una limpieza más cómoda y efectiva, no dejan residuos (como pelusas) y, con un buen mantenimiento, conservan sus propiedades un largo tiempo.

Las bayetas o los paños de microfibra presentan muchas ventajas frente a los paños tradicionales de algodón: absorben mejor el polvo, facilitan una limpieza más cómoda y efectiva, no dejan residuos (como pelusas) y, con un buen mantenimiento, conservan sus propiedades un largo tiempo.

Pero ¿cómo se debe lavar un paño de microfibra correctamente? Te lo contamos en este artículo.

Mantenimiento básico: cómo lavar el paño de microfibra después de cada uso

Lo primero es lo primero: enjuaga bien la bayeta o el paño con agua templada y elimina los restos fáciles de suciedad, como pelusas o pequeños restos de comida. Esto es conveniente hacerlo siempre después de cada uso, ya que no retirar los restos de suciedad del paño durante varios días puede provocar el deterioro de la bayeta y la pérdida de su efectividad.

Limpieza intensiva: lavado a mano

Para llevar a cabo un lavado intenso, después de enjuagar bien el paño se debe aplicar una pequeña dosis de jabón natural o detergente y frotarlo bien por las dos caras de la bayeta. Seguidamente, se sumerge la bayeta en agua caliente y se deja a remojo durante una o dos horas.

Pasado ese tiempo, se saca el paño, se vuelve a enjuagar y se escurre bien, para acelerar su secado.

Limpieza intensiva: lavado a máquina

Si quieres aprovechar para meterlo en la lavadora, ten en cuenta que es mejor evitar que esté en contacto con ropa delicada. También es importante no utilizar suavizante para lavar un paño de microfibra: los productos suavizantes provocan obstrucciones en la microfibra y aceleran su deterioro.

También puedes utilizar el lavavajillas para lavar en profundidad los paños de microfibra, especialmente si tienen restos de grasa, pero mejor si no está en contacto con utensilios de cocina.

Los paños de microfibra absorben mejor el polvo que otro tipo de bayetas.

La frecuencia con la que debas lavar los paños de microfibra dependerá de la intensidad de uso de los mismos. Con un uso normal dentro de la limpieza semanal de una casa, puedes lavar el paño una vez a la semana. Si lo usas con una mayor frecuencia, mejor cada día o cada dos días.